Inicio Motor Expertos defienden la importancia de “formar e informar” sobre los efectos de...

Expertos defienden la importancia de “formar e informar” sobre los efectos de los medicamentos al volante

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Expertos en seguridad vial y farmacia han defendido la importancia de “formar e informar” sobre los efectos secundarios que conlleva el consumo de medicamentos al volante, según ha indicado la Fundación CNAE, que ha inaugurado la Semana de la Seguridad Vial (Vial Week) en Madrid.

Dichos expertos han abordado esta cuestión en una jornada de debate sobre los efectos del consumo de fármacos en la conducción, que ha tenido lugar en la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

La jornada ha contado con la presencia de expertos en la materia, como Beatriz de las Heras, catedrática de la Facultad de Farmacia de la UCM; Roberto Ramos, director de Formación de Fundación CNAE y Francisco Javier Muriel, Sargento Primero de la Guardia Civil. El acto ha sido inaugurado por la decana de la Facultad de Farmacia, Irene Iglesias; la subdirectora general de Formación y Educación Vial de la DGT, María José Aparicio y el presidente de CNAE y Fundación CNAE, Enrique Lorca.

En su intervención, Irene Iglesias ha agradecido la puesta en marcha de la Vial Week, dada la importancia de concienciar a la ciudadanía para evitar los accidentes de tráfico, mientras que Enrique Lorca ha señalado que “la normativa prohíbe circular habiendo ingerido medicamentos que puedan alterar o poner en peligro la conducción, pero es un tema que no ha tenido mucha repercusión en la sociedad y hace falta abordarlo seriamente porque gran parte de las personas implicadas en siniestros viales han ingerido medicamentos sin ser conscientes de los efectos secundarios”.

Asimismo, María José Aparicio ha agradecido a la Fundación CNAE la iniciativa “que llega en un momento en el que se está abordando la nueva estrategia de seguridad vial para los próximos 10 años; seguro que de aquí salen ideas y motivación para el futuro”. “Los fármacos son buenos, curan patologías, pero quizá hayamos fallado en la concienciación y sensibilización sobre determinados efectos secundarios que no tenemos en cuenta y que requieren determinadas precauciones. Jornadas de este tipo nos ayudan a meditar, analizar y tomar nuevas medidas”, ha subrayado.

En su ponencia ‘Efecto de los medicamentos en la conducción de vehículos’, Beatriz de las Heras ha llamado la atención sobre el hecho de que existen enfermedades que ya entrañan un riesgo a la hora de conducir, por ejemplo las que conllevan pérdida de conciencia o las enfermedades mentales graves. “Hay que hablar al paciente sobre los riesgos de conducir durante el tratamiento y animarle a que revise el prospecto del medicamento”, ha recalcado.

Por otro lado, ha añadido que “hay un gran número de pacientes (sobre todo mayores de 65 años) que están polimedicados y pueden tener un riesgo mayor a la hora de ponerse al volante y sobre todo no se debe olvidar la interacción de los medicamentos con el alcohol”.

La decana ha insistido en que los fármacos que afectan más a la conducción son los neurológicos, (aquellos que producen somnolencia, estados de confusión, desorientación, etc), los psiquiátricos, los oculares y los auditivos, y ha llamado la atención sobre el hecho de que existen medicamentos que se consumen frecuentemente, en procesos alérgicos, que aunque se adquieren sin receta (antihistamínicos) pueden ocasionar reacciones.

“El proceso alérgico en sí ya dificulta la conducción y a esto se añaden los efectos de los medicamentos encargados de combatirlo. Y no digamos si, además, se combinan con bebidas alcohólicas, que refuerzan el efecto sedante del fármaco. La persona que está tratándose debe conocer todo esto”, ha manifestado.

Roberto Ramos se ha centrado en el conocimiento de los fármacos que tienen los profesores de formación vial. “Los medicamentos en sí no son malos, pero debemos ser conscientes de que los hemos tomado y del riesgo que pueden suponer. Para ello es necesario formación e información. Hay que mirar el pictograma del medicamento, incluso si somos peatones. Y, sobre todo, hay que evitar automedicarse”, ha afirmado.

“En el manual para la obtención del permiso B, existen contenidos sobre los efectos de los fármacos en la conducción, que hay que tener claros para superar la prueba teórica. No solamente hay que memorizar, sino entender lo que hay detrás”, ha explicado.

Sobre los controles preventivos de drogas ha hablado Francisco Javier Muriel Cotrina, sargento primero de la Guardia Civil, quien ha detallado cómo son las pruebas de detección de drogas en el ámbito de la seguridad vial e incluso haciendo una durante la jornada.

En este sentido, Muriel ha insistido en que “cualquier usuario de la vía que esté en disposición de interactuar con el resto, si no va en las condiciones adecuadas, es un peligro”.

“Lo son el peatón que ha bebido, el conductor de una bicicleta que lleva unos auriculares y se ha drogado, etc. Cuando nos encontramos en un control con personas en ese estado, alegan ignorancia. ¿Cuál es el problema? Que los que tienen reciente su paso por las autoescuelas están formados, pero los que no han ido a la autoescuela, usan la vía pública y beben alcohol y conducen (bicicletas o VMP) son un peligro para ellos y para el resto de los usuarios”, ha añadido.

Finalmente, el presidente de Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial), Javier Llamazares, ha clausurar el acto, animando a aquellos que deseen más información a consultar el estudio ‘Medicamentos y Conducción’, de Fesvial.