Inicio Motor Acepta tres años de cárcel por intentar atropellar a su cuñado tras...

Acepta tres años de cárcel por intentar atropellar a su cuñado tras una discusión en Redondela (Pontevedra)

MotorOn_LogoOficial

VIGO, 30 (EUROPA PRESS)

Un acusado de intentar atropellar a su cuñado en Redondela (Pontevedra) tras una discusión ha aceptado una pena de tres años de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de conducción temeraria.

En una vista que ha tenido lugar este martes en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, las partes han alcanzado un acuerdo de conformidad en cuanto a la responsabilidad penal del procesado.

La Fiscalía pidió que el acusado fuese condenado a 11 años de prisión, pero finalmente ha rebajado la pena solicitada al contemplar la atenuante de reparación del daño después de que indemnizase en 3.500 euros a la víctima. También se le ha impuesto la prohibición de conducir vehículos a motor y ciclomotores durante tres años y medio.

No obstante, las partes no han alcanzado un acuerdo en cuanto a la responsabilidad civil, que la Fiscalía achaca de modo directo al procesado y la aseguradora de la furgoneta y de forma subsidiaria al propietario de este vehículo, por lo que la vista se retomará este miércoles.

En concreto, la acusación particular reclama que se contemple la secuela de estrés postraumático para el cuñado del acusado, que se refleja en un informe psicológico, y que se incremente en un 20% la cantidad establecida en el baremo por “ser víctima de un delito doloso”. Mientras, la defensa de la aseguradora del vehículo que utilizó el procesado durante los hechos juzgados se opone.

HECHOS JUZGADOS

Según recoge en su escrito de acusación el Ministerio Público, los hechos tuvieron lugar en la madrugada del 1 de junio de 2019, cuando el acusado condujo una furgoneta de otra persona hasta la vivienda de su cuñado, situada en Redondela, para recoger a su hijo de cinco años. Así, el niño subió al vehículo, donde también se encontraban su madre y su hermana de dos años de edad.

Entonces, el procesado, que se encontraba “alterado”, comenzó a conducir de un modo peligroso, “poniendo con ello en riesgo tanto a su mujer como a sus dos hijos menores, que no contaban con ningún tipo de sistema de retención”. En ese momento, su cuñado, el hermano y el padre de este “decidieron salir a la calle para recriminarle su actitud”, lo que originó “una acalorada discusión” entre el procesado y su cuñado.

Cuando los tres se dirigían de nuevo a la vivienda, el acusado, que se encontraba a unos 25 metros de distancia, “arrancó el vehículo a gran velocidad dirigiéndose hacia ellos” y “con afán de acabar con la vida” de su cuñado “dio un rápido volantazo para atropellarlo”, lo que evitó su hermano al arrastrarlo hacia él. Sin embargo, no pudo impedir que el vehículo impactara con fuerza en la pierna derecha del cuñado del acusado.

Posteriormente, el procesado “continuó la marcha a gran velocidad hasta el final de la calle”, donde “realizó una brusca maniobra de cambio de sentido con otro trompo”, lo que conllevó que perdiese el control de vehículo y colisionase contra otro vehículo estacionado en la zona. Instantes después, volvió a cambiar de sentido, pasó a gran velocidad muy cerca del lugar en el que su cuñado estaba tendido y se fue en dirección a Redondela.

Como consecuencia, la víctima sufrió varias lesiones y le quedaron secuelas, mientras el vehículo estacionado y el portal de una vivienda sufrieron desperfectos.