Inicio Motor Cáritas advierte que la pandemia agrava el número de familias en exclusión...

Cáritas advierte que la pandemia agrava el número de familias en exclusión social: “las crisis se suman”

MotorOn_LogoOficial

Cáritas realiza más de 35 acciones formativas en la Región y acompaña en procesos para el empleo y formación a más de 2.000 personas

MURCIA, 31 (EUROPA PRESS)

Cáritas Diócesis de Cartagena ha contemplado con “dolor y preocupación” cómo la realidad de pobreza y la exclusión social de familias y personas se ha visto agravada en este año 2021 como consecuencia de la pandemia de Covid.

“Las crisis son sumativas y esta grave crisis sanitaria también está siendo una grave crisis social, donde observamos cómo crece el número de familias y personas que viven situaciones de dificultad, situaciones de pobreza y exclusión social”, tal y como ha señalado la organización humanitaria en declaraciones a Europa Press.

Antes de la pandemia, Cáritas recuerda que existía un porcentaje importante de familias y personas de las ciudades y las comunidades que vivían situaciones complicadas de pobreza y exclusión social. Sin embargo, insiste en que la pandemia ha agravado esa situación y se han “incrementado e intensificado las complicaciones en muchos hogares, en muchas personas.”

Además, la organización humanitaria ha recordado que antes de la pandemia había familias que “podían llegar con dificultad a final de mes, pero llegaban”. Ahora, lamenta que “un importante número de estas familias se han visto abocadas a situaciones de pobreza y exclusión social”.

“Las crisis, se suman”, según Cáritas, que señala que la anterior crisis originada en 2008 ensanchó el grupo de personas de la sociedad que vivían en situación de pobreza y exclusión social. En esta crisis sanitaria, la organización humanitaria vuelve a constatar la misma situación.

“Se suman personas y familias en situación de pobreza y exclusión, y con mucha dificultad para articular procesos que permitan salir definitivamente de esta situación”, según Cáritas, que cree que este hecho “nos pone de relieve la dificultad que tenemos como sociedad para proteger a las familias y personas más vulnerables”.

PRIORIDADES DE ATENCIÓN

En este escenario, Cáritas ha priorizado “dotar de más capacidad de respuesta y de atención a la red de 156 Cáritas Parroquiales” que tiene en los distintos municipios de la Región. Y, para ello, ha dotado de más recursos económicos, técnicos y materiales a esta red.

Todo ello, poniendo especialmente foco en “poder apoyar a las familias y los hogares en sus necesidades para afrontar los gastos corrientes del hogar: vivienda, suministros, educación de los menores, salud y la alimentación”.

Además, ha remarcado un gran segundo aspecto, como es “dotar de apoyos para el empleo y la formación a las personas”, familias que son atendidas en las Cáritas Parroquiales para que, accediendo a un empleo digno “puedan tener los ingresos suficientes para afrontar con garantías su día a día”.

En este sentido, Cáritas ha realizado más de 35 acciones formativas en la Región, y se ha acompañado en procesos para el empleo y la formación a más de 2.000 personas en la Región.

Por otro lado, la organización humanitaria ha mantenido y reforzado los proyectos de apoyo a la infancia. “La lucha contra la transmisión intergeneracional de la pobreza y la exclusión social es un objetivo prioritario para Cáritas, y de ahí nuestro compromiso con las actividades con infancia”, ha ratificado.

Y, en tercer lugar, Cáritas ha consolidado las plazas de acogida para personas sin hogar en la Región. En 2020, en el primer confinamiento y posteriormente, la organización puso en marcha recursos de emergencia junto con la Comunidad Autónoma para la atención a todas aquellas personas sin techo que no tenía un hogar donde confinarse.

Tras ese incremento de plazas, una parte importante de ellas “se han conseguido mantener en este año 2021 en los diferentes municipios de la Región”, tal y como señala la ONG.

PRINCIPALES HITOS EN 2021

No obstante, la organización humanitaria reconoce que, en este dolor, surgen “espacios para la esperanza”. La apuesta por las iniciativas de empleo y formación y de economía solidaria “generan oportunidades para familias y personas para afrontar sus situaciones de pobreza y exclusión”.

En este año 2021, Cáritas ha abierto dos nuevas tiendas de ropa de segunda mano en la Región en el marco del proyecto Moda-Re, además del servicio de recogida de ropa de segunda mano en contenedores específicos de Cáritas y en las Cáritas Parroquiales, que se ha convertido en un proyecto de empresas de inserción que ha generado 13 puestos de trabajo.

Así, “13 personas están pudiendo acceder al mercado laboral, tener un entrenamiento real y en contexto de trabajo real, obtener un salario por su trabajo que permite tener un ingreso en sus hogares; y que en futuro, les debe servir como puente para acceder al mercado laboral ordinario”, añade la organización.

Se trata de desplegar la ropa de segunda mano “como oportunidad para generar empleo para personas en situación de dificultad”. Además, afirma que “se garantiza un tratamiento ético de la ropa, con trazabilidad en todo el proceso, así como transparencia y garantía de unas finanzas justas y éticas”.

Y, en tercer lugar, “se articula una actuación de sostenibilidad medioambiental, de cuidado de la creación, de la casa común”, según Cáritas, que remarca que “reciclar y reutilizar como valores clave para seguir cuidando de nuestro planeta”.

Otro gran hito de este año 2021, ha sido la Escuela de Conductores. Un gran acuerdo con Disfrimur, empresa significativa del transporte en la Región, y Autoescuela San Nicolás, he permitido impulsar un proyecto de formación con el compromiso de contratación del 100%, de conductores de camión y tráiler.

En un ámbito de importante demanda de “trabajadores cualificados”, se genera otro espacio para la esperanza, donde personas atendidas en la red de Cáritas Parroquiales, en sus servicios de empleo, podrán acceder a una formación que además de “llenar la mochila” con unos carnés de conducción de gran valor para el acceso al mercado laboral, tendrán una formación transversal y en nuevas tecnologías, y el compromiso de contratación del 100% por parte de la empresa Disfrimur.