Inicio Motor La Unió de Periodistes exige incrementar el presupuesto de À Punt para...

La Unió de Periodistes exige incrementar el presupuesto de À Punt para asegurar su calidad y ser “motor” del audiovisual

MotorOn_LogoOficial

VALÈNCIA, 16 (EUROPA PRESS)

La Unió de Periodistes Valencians ha expresado su “descontento” por la partida destinada a la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) en el anteproyecto de presupuestos para el año 2022, al tiempo que exige a la Generalitat que aumente la dotación para que la radiotelevisión pública pueda ofrecer “un servicio de calidad” y sea “motor de la industria audiovisual valenciana”.

La organización profesional califica de “insuficientes los 66,9 millones de euros previstos, una cantidad que supone un recorte del 1,65% respecto de la partida de 2021”. “Lamentamos que ni siquiera se ha tenido en cuenta el cambio de criterio en el pago del IVA, que supone un recorte del 21% y malogra, por tanto, la viabilidad económica del ente”, recalcan en un comunicado.

En esta línea, hacen notar que “el tijeretazo es todavía más grave si se tiene en cuenta que el anteproyecto de ley de presupuestos contempla un incremento del 9,1% en su conjunto”.

Por ello, desde la Unió de Periodistes consideran que este anteproyecto de presupuestos “mengua la capacidad del ente público para convertirse en la empresa tractora de la industria audiovisual valenciana”.

Así pues, advierten que, “por un lado, perjudicará la capacidad de la radio, la televisión y la web de generar información de calidad para ponerla al alcance de la ciudadanía”. “Menos recursos –apuntan– significan menos periodistas en plantilla y dificultades para que salgan adelante los espacios de producción propia”.

En este sentido, la Unió de Periodistes reitera una demanda que ya formuló su presidenta en la Comisión para la mejora de la ley del Servicio Público de Radiodifusión y Televisión: “hay que revisar la obligación que el coste de personal no pueda superar el tercio del presupuesto total”. “Mantener esta limitación es un lastre; hacerlo en un contexto de recorte presupuestario todavía lo empeora”, argumentan.

Por otro lado, continúan, el recorte “impuesto por el Botànic perjudicará gravemente al sector audiovisual valenciano, puesto que el ente público está llamado a ser la empresa tractora para esta industria”.

“PRECARIEDAD Y TEMPORALIDAD”

La bajada presupuestaria “significará que muchas producciones dejarán de contratarse y que las condiciones laborales para los trabajadores de las productoras que ofrezcan sus servicios en À Punt empeorarán”. De hecho, aseveran, “en los últimos años las penurias presupuestarias de la CVMC han derivado en malas condiciones laborales, precariedad y temporalidad para el conjunto de la industria audiovisual, tal como se ha denunciado desde el sector.

En este sentido, recuerdan que el punto 5 de la ley de Servicio Público de Radiodifusión y Televisión establece que la prestación del servicio público tiene que “contribuir a la creación de ocupación, a la dignificación profesional de los trabajadores y trabajadoras del sector público y privado del audiovisual valenciano y a la dinamización económica de la Comunidad Valenciana”.

Para La Unió, estos presupuestos “ignoran completamente lo que establece la ley en este punto”. Y no se trata, en todo caso, del único incumplimiento, recalcan.

Al respecto, señalan que la ley establece que la Generalitat tiene la obligación de consignar a la CVMC entre el 0,3% y el 0,6% del Presupuesto de la Generalitat. La partida consignada para este año (58,61 millones de euros) representa el 0,28% del global.

Por todas estas razones, instan a “la clase política valenciana, y especialmente a los partidos que conforman el Botànic, a introducir las enmiendas necesarias para mejorar la dotación presupuestaria de la CVMC”.

La Unió de Periodistes exige “unos presupuestos que garanticen una radiotelevisión pública de calidad, viable económicamente y dotada de los recursos necesarios para cumplir con su obligación de servicio público, a la vez que motor de la industria audiovisual valenciana”.