Inicio Motor BMW reducirá en 200 millones de toneladas sus emisiones de dióxido de...

BMW reducirá en 200 millones de toneladas sus emisiones de dióxido de carbono hasta 2030

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El automovilístico alemán BMW ha anunciado su compromiso de reducir en 200 millones de toneladas sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, de cara al año 2030.

El anuncio se ha hecho durante la jornada ‘Desde un presente responsable hacia un futuro sostenible’ en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, en la que el Grupo BMW ha compartido sus planes de sostenibilidad presentes en la compañía y su visión de circularidad.

La jornada, organizada por Motorsport Network España (la empresa matriz de los medios ‘online’ Motor1.com, Motorsport.com e InsideEVS.com) y la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid con contado con la presencia de alrededor de un centenar de estudiantes.

“El grupo BMW está implementando un fuerte y ambicioso plan de sostenibilidad en toda la cadena de valor de sus productos: obtención de materiales, cadena de suministro, producción, fase de uso y reciclaje. De este modo, el grupo ha sido pionero en colocar la sostenibilidad en un espacio preferente, dentro de su estrategia corporativa”, ha señalado el jefe de Prensa para las marcas BMW, BMW i y BMW M en España, Borja Hormigos.

Durante la intervención, Hormigos desglosó la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor, no solo en la fase de uso del automóvil, clave para entender la movilidad electrificada como sostenible desde la extracción de los materiales hasta el reciclaje de los componentes; una estrategia que pasa por la descarbonización, apoyada en la electrificación. La empresa apuesta por ofrecer distintas tecnologías a los usuarios, sin imposiciones, dejando que el cliente escoja la tecnología que mejor se adapte a sus necesidades.

Todo ello fue ejemplificado con el BMW X3, primer modelo de la marca en ofrecerse en todas las tecnologías disponibles: diésel y gasolina tradicionales, hibridación ligera, híbrido enchufable y 100% eléctrico. En función del tipo de carga y el uso del automóvil, el usuario tendrá podrá maximizar la sostenibilidad de un coche electrificado frente a uno de combustión interna, que ya de por sí ofrece una movilidad muy baja en emisiones.

De este modo, se conforma un presente multienergía en el grupo, teniendo como punta de lanza al nuevo BMW iX, pensando desde el principio en la movilidad eléctrica, con componentes sostenibles y reciclados además del uso de tecnologías de vanguardia, el máximo nivel de conectividad y digitalización hasta la fecha del Grupo BMW. Asimismo, Hormigos también anunció el estudio de la pila de hidrógeno para determinados tipos de movilidad y que actualmente el Grupo BMW trabaja en ello para poder ofrecer una alternativa a medio plazo.

ESTRATEGIA VERDE

La estrategia del Grupo BMW afecta a muchas otras áreas, comenzando por la cadena de suministro, donde prevalecen los estrictos estándares y controles en materia medioambiental y de derechos humanos. Por ejemplo, a la hora de obtener materiales como el cobalto o el litio, con total transparencia, sin intermediarios y solo a través de proveedores certificados.

Este proceso integrado de sostenibilidad continúa con la producción, que desde 2020, se lleva a cabo con energías 100% renovables en todas sus fábricas. Un ejemplo de ello son los nuevos BMW iX y BMW i4, que se fabrican con energía hidroeléctrica. Una medida que se suma a otros hitos importantes, como la reducción en un 55% de los recursos empleados en la fabricación, en el periodo 2006-2020.

De este modo, si en el intervalo 2019-2030 se busca conseguir una reducción del 20% en las emisiones de CO2 en la cadena de suministro, y de un 80% durante el proceso de producción, el ahorro durante la fase de uso alcanzará el 50%. Si le sumamos los esfuerzos en la fase de reciclaje, así como el empleo de materiales reusados (aluminio, plástico, acero…) se alcanzará el objetivo total de 200 millones de toneladas de CO2 ahorradas. Que de modo ilustrativo, equivalen a más de 20 veces las emisiones anuales de una ciudad como Múnich o Madrid.

Una estrategia global que está certificada por el índice de sostenibilidad Dow Jones Sustainability Index, que en 2020 situó al Grupo BMW como el fabricante de automóviles más sostenible del mundo, en su búsqueda de la neutralidad climática de cara al año 2050.