Inicio Motor Evergrande vende Protean Electric al fabricante de eléctricos Bedeo

Evergrande vende Protean Electric al fabricante de eléctricos Bedeo

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La empresa de movilidad eléctrica Bedeo ha acordado comprar la ‘startup’ británica Protean Electric, propiedad de la unidad de automoción de la compañía china Evergrande. El acuerdo ayudará a Bedeo, que actualmente centra su actividad en Europa suministrando vehículos comerciales ligeros y tecnología para el transporte de cero emisiones, a expandirse a Asia, según Bloomberg.

Protean fabrica motores ‘in-wheel’ que se utilizan en automóviles eléctricos, vehículos autónomos y furgonetas comerciales. La compañía, que dirige Andrew Whitehead, exdiseñador de motores de carreras de Fórmula Uno para Honda Motor, tiene alrededor de 150 empleados repartidos entre el Reino Unido, China y Estados Unidos y ha obtenido más de 200 patentes.

Evergrande compró Protean en 2019 por 58 millones de dólares (50 millones de euros) como parte de una serie de acuerdos realizados por el promotor inmobiliario chino al introducirse en el sector de vehículos eléctricos, según su informe anual de ese año.

Bedeo, fundada por el ingeniero turco Osman Boyner, ha desarrollado sistemas de propulsión para automóviles eléctricos y busca expandir el uso de su tecnología en los sectores naval y de aviación.

En 2019, firmó un contrato para suministrar soluciones de transmisión a vehículos comerciales ligeros fabricados por PSA, ahora Stellantis. También ha trabajado con clientes como la empresa de mensajería urgente FedEx y la tienda británica Ocado Group.

La firma con sede en Londres recibió una inversión de capital el pasado abril de Ludgate Investments, un gestor de inversiones europeo centrado en la sostenibilidad.

“Protean es la primera adquisición bajo la estrategia de crecimiento expansivo de Bedeo. La compañía mantiene un sólido balance y continúa explorando atractivas oportunidades de adquisición estratégicas y sinérgicas en el mercado de la electrificación”, explicó Boyner.