Inicio Motor Volkswagen deja de producir la versión más barata del ID.3 por la...

Volkswagen deja de producir la versión más barata del ID.3 por la escasez de semiconductores

23
0

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La firma alemana Volkswagen ha paralizado la producción de su modelo más barato del ID.3, una de las apuestas eléctricas de la compañía automovilística, ante la escasez de semiconductores, según han informado distintos medios alemanes.

Esta crisis, que lleva afectando durante meses al sector automovilístico, podría provocar que la compañía alemana paralizase la producción de más modelos a lo largo de los próximos meses, según informó un portavoz de la compañía a la agencia Reuters en una entrevista recogida por Automotive News Europe.

“Actualmente esperamos que el suministro de chips en el tercer trimestre sea muy volátil y ajustado. No podemos descartar más cambios en la producción”, declaró el portavoz.

Volkswagen no es la única compañía que ha tenido que paralizar o ralentizar su producción debido a esta crisis. Toyota ya anunció que reduciría su producción a partir de septiembre un 40% y los retrasos en la entrega de los vehículos nuevos están provocando que, en España, el sector de vehículos nuevos crezca a un ritmo mucho más bajo que el de los vehículos de ocasión.

Además, la compañía alemana de chips Infineon ya se vio forzada a paralizar la producción en junio en una de sus plantas en Malasia. Esto, tal y como explicó su consejero delegado Reinhard Ploss, ha provocado afecciones en toda la cadena de valor de producción de vehículos”.

EL MODELO ELÉCTRICO MÁS ECONÓMICO DE VOLKSWAGEN

El modelo que actualmente no está disponible es el Volkswagen ID.3 Pure Performance, que cuenta con una batería de 45 kWh y un motor de 110 kW de potencia (150 CV). Con un precio de 33.420 euros, era el modelo más económico entre los eléctricos comercializados por la compañía alemana.

Este no es el único modelo que ha visto afectada su actual oferta de variantes, puesto que el que es el coche más popular de Volkswagen, el Golf, también ha visto cómo se retiraba de su gama la versión de motor menos potente, el 1.0 TSI de 90 CV. No obstante esta versión del compacto alemán no se comercializa en todos los países en los que tiene cabida este modelo.