Inicio Motor Skoda planea reducir sus emisiones a más de la mitad hasta 2030

Skoda planea reducir sus emisiones a más de la mitad hasta 2030

16
0

Prevé que, antes de 2030, sus tres plantas checas estén funcionando con cero emisiones netas de carbono

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Skoda ha presentado su hoja de ruta para la movilidad sostenible, que recoge el objetivo de registrar hasta 2030 una reducción de más de un 50% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la flota con respecto a 2020, según ha notificado en un comunicado.

El fabricante de automóviles ha situado la sostenibilidad como pieza clave de su estrategia ‘Next level – Skoda Strategy 2030’, por lo que se ha fijado “ambiciosos objetivos” para reducir de manera efectiva la huella de carbono de sus actividades empresariales a lo largo de toda la cadena de valor.

Para 2026, Skoda Auto lanzará tres nuevos modelos completamente eléctricos. El objetivo de la marca es que la venta de vehículos totalmente eléctricos en Europa aumente hasta más de un 70% para 2030. Así, tiene la intención de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de su flota en más de un 50% para 2030, en comparación con 2020, a través de la expansión de la movilidad eléctrica.

CERO EMISIONES NETAS EN LA REPÚBLICA CHECA ANTES DE 2030

Por otro lado, la firma del grupo Volkswagen ha indicado que tiene la meta de que, antes de 2030, las tres plantas checas estén funcionando con cero emisiones netas de carbono.

La planta de componentes en Vrchlabí alcanzó este objetivo hacia finales de 2020. Además de optar por el uso de electricidad renovable, las medidas integrales que ha adoptado la empresa también incluyen el reciclaje de residuos, el uso de materiales y procesos eficientes en cuanto a recursos, y una logística predominantemente ecológica.

“En Skoda Auto, adoptamos un enfoque holístico en materia de sostenibilidad, y estamos reduciendo de forma integral y efectiva nuestra huella de carbono. En la producción, recurrimos en gran medida a electricidad procedente de fuentes renovables y aprovechamos nuestros propios sistemas fotovoltaicos o la planta de producción combinada de calor y electricidad (CHP) de Mladá Boleslav”, ha destacado el responsable de Producción y Logística del Comité Ejecutivo de Skoda Auto, Michael Oeljekalus.

DESCARBONIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN

La empresa ha remarcado que, cada vez más, está decantándose por las energías renovables para fabricar vehículos y, de este modo, está reduciendo de forma significativa las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en términos de producción.

Esto equivale a que las tres fábricas checas funcionarán con cero emisiones netas de carbono para 2020 y las plantas de producción en India serán completamente neutras en CO2 para 2025. Además del empleo de energías renovables, las medidas integrales también incluyen el reciclaje de residuos, el uso de materiales y procesos eficientes en lo relativo a los recursos, y una logística mayoritariamente ecológica. De igual manera, Skoda Auto apoya la construcción de un parque eólico al este de República Checa en colaboración con Sko-Energo.

En su trayecto hacia una mayor sostenibilidad, Skoda está involucrando de manera sistemática a sus 3.200 concesionarios a nivel mundial. En este punto, la empresa ha remarcado que “incluso las medidas más pequeñas pueden reducir la huella de carbono”, en referencia, entre otros ejemplos, a la oferta de bicicletas como vehículos de sustitución para los clientes en las citas de revisión.

MATERIALES RESPETUOSOS CON EL MEDIO AMBIENTE

La empresa también ha subrayado que el uso de materiales reciclables, preferiblemente los que ya han sido reciclados una vez, “es crucial para la sostenibilidad de los coches”.

Esto es aplicable tanto a la carrocería y el chasis como al interior del vehículo. Según la directiva europea 2005/64/CE de la UE, al menos el 85% del peso de un vehículo debe ser reciclable, y otro 10% recuperable, al menos en términos de energía. Skoda ha incidido en que supera estos requisitos y está trabajando dentro del Grupo Volkswagen en recuperar más del 95% del material y reutilizarlo dentro de la propia empresa.

“El ser capaces de reciclar casi por completo un coche es el escenario ideal para un fabricante orientado hacia la sostenibilidad. Dentro de Skoda y el grupo Volkswagen, hemos fijado el objetivo de recuperar más del 95%, lo cual es considerablemente mayor que el objetivo de la UE, de un 85%”, ha explicado el responsable de Desarrollo Técnico del Comité Ejecutivo de Skoda, Johannes Neft.

PROYECTOS CON SOCIOS EXTERNOS

El fabricante checo también ha reajustado sus compras bajo el lema ‘New Procurement’ como parte de su estrategia Next Level – Skoda Strategy 2030.

Skoda Auto está aumentando el uso de materias primas recicladas y reciclables, de acuerdo con los principios de la economía circular. La base para ello es basarse en un código de conducta, una normativa clara y un sistema de evaluación integral de los proveedores, que incluye controles periódicos.

En esta línea, la empresa establece un código de conducta y clasificación de sostenibilidad para los proveedores, así como supervisión continua de las cadenas de suministro; además de colaboración directa con socios externos para la obtención de materiales y componentes sostenibles.

En el marco de su hoja de ruta, Skoda ha apuntado que las baterías de segunda mano de sus vehículos se usan en sistemas de almacenamiento de energía, haciendo un uso flexible de la electricidad generada, por ejemplo, en los concesionarios de la marca.

La prolongación de la vida útil de las baterías se extiende hasta los 15 años, lo que, en opinión de la marca, reduce “significativamente” la huella de CO2.

Por último, la marca ha puesto de relieve que el prototipo del Skoda Vision 7S de siete plazas presenta el nuevo lenguaje de diseño de la marca, así como una “clara imagen de cómo serán los futuros modelos del fabricante de automóviles checo”.


- Te recomendamos -