Inicio Motor PDeCAT retira su enmienda sobre las indemnizaciones ante el cierre de concesionarios

PDeCAT retira su enmienda sobre las indemnizaciones ante el cierre de concesionarios

6
0

Avisa de que si no hay avances la formación podría presentar una enmienda similar

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PDeCAT en el Congreso de los Diputados, Ferran Bel, ha anunciado que la formación ha retirado dos enmiendas que presentó al proyecto de Ley Crea y Crece, que, entre otros aspectos, proponían fijar un sistema de indemnizaciones para aquellos concesionarios de vehículos que se vean obligados a cerrar en caso de cancelación del contrato de concesión por parte de los fabricantes.

Así, Bel ha señalado que la retirada se produce tras hablar con los principales actores, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), y con el objetivo de que las entidades puedan dialogar para “afrontar los retos conjuntos de futuro”.

De la misma forma y aunque se ha mostrado esperanzado, Bel ha avisado de que si en los próximos meses no hubiera ningún acuerdo, la formación podrá presentar otra enmienda similar.

Igualmente, el portavoz del PDeCAT ha puesto a disposición a su formación para introducir las modificaciones legislativas necesarias, si los acuerdos alcanzados así lo requieren.

“Que los actores puedan llegar a posiciones conjuntas es mucho mejor a que actuemos desde la actividad legislativa”, ha explicado a las puertas del Congreso.

UNA INDEMNIZACIÓN DE UN 5% DE LA FACTURACIÓN

La enmienda presentada el pasado mes de abril pretendía fijar una indemnización por el cierre unilateral de concesionarios de un mínimo del 5% de su facturación en los 12 meses anteriores, además de penalizaciones por incumplimientos, inversiones no amortizadas y las indemnizaciones del personal despedido por el cierre.

Así, la propuesta buscaba ofrecer garantías a estos establecimientos ante la ausencia de reglas en vigor que obligasen a establecer derechos y obligaciones frente a resoluciones unilaterales del contrato.

Concretamente, tenía el objetivo de establecer el derecho a una indemnización por clientela equivalente al margen medio anual obtenido por el establecimiento en los últimos cinco años, entendiendo como margen la remuneración total pagada por el empresario al concesionario, incluyendo cualquier compensación, incentivo o remuneración adicional.

Esta indemnización no podría ser en ningún caso inferior al 5% del volumen de ventas anuales del último ejercicio, y a ella se tendrían que sumar las indemnizaciones derivadas por incumplimientos contractuales, inversiones impuestas o pactadas no amortizadas y las indemnizaciones por despido del personal afectado por el cierre.

Asimismo, la propuesta contemplaba que la extinción del contrato no implicase, salvo acuerdo expreso, la extinción de los servicios de posventa, cuya resolución también podría dar lugar a indemnizaciones por clientela y daños y perjuicios en los mismos términos que los de venta de vehículos.

Tras presentar la enmienda, Bel aseguró, en declaraciones a Europa Press, que se trataba de una “reivindicación histórica” del sector que hacía suya en la enmienda, ante una “situación de cierta debilidad” de estas empresas, pymes en su gran mayoría.

En este sentido, defendió la necesidad de contar con una regulación que protegiera las inversiones realizadas y desincentivase las resoluciones unilaterales para facilitar la continuidad de la actividad y el mantenimiento del empleo.

Desde el PDeCAT apuntaron que este sistema desincentivaría los cierres injustificados, reequilibraría las relaciones entre los fabricantes y proveedores con los concesionarios y, al permitir la recuperación de inversiones no amortizadas, facilitaría la reorientación de la actividad.


- Te recomendamos -