Inicio Motor Bosch estudia participar en el Perte Chip

Bosch estudia participar en el Perte Chip

24
0

El grupo apuesta por el hidrógeno como complementario a la electrificación

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente del grupo Bosch para España y Portugal, Javier González Pareja, ha señalado, en el marco de la presentación de resultados del año 2021, que en su compañía están estudiando una posible participación en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica de Microelectrónica y Semiconductores (Perte Chip) que aprobó el pasado martes el Consejo de Ministros.

Estas ayudas supondrán 12.250 millones de euros de inversión pública hasta 2027, la mayor cantidad destinada a uno de los proyectos estratégicos del Plan de Recuperación.

Según el responsable de la firma alemana, el año 2023 todavía será un año de recuperación en el sector de los semiconductores, pese a ello, el grupo invirtió 1.000 millones de euros en una fábrica de chips en Dresde (Alemania).

Bosch es uno de los socios de ‘Future: Fast Forward’, la iniciativa liderada por el grupo Volkswagen y Seat para el Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC).

El proyecto está formado por cuatro ejes principales: el primero, liderado por Seat y Volkswagen, aspira a electrificar las fábricas de Martorell (Barcelona) y Pamplona; el segundo es la creación del ecosistema de baterías para coches eléctricos, que engloba desde la extracción del litio en las minas hasta el ensamblaje de baterías.

El tercer eje contempla la localización en España de componentes “esenciales” para vehículos eléctricos y, el cuarto, incluye ámbitos relacionados con la formación, la digitalización y la economía circular.

Bosch España cuenta con 20 emplazamientos que emplean a unas 8.000 personas. Las actividades industriales en España se centran sobre todo en el área de Mobility Solutions, con cuatro centros de producción y en el sector de los electrodomésticos.

Por otro lado, González Pareja ha resaltado que el actual conflicto en Ucrania afectará a su empresa tanto en las operaciones como en el aumento del precio de las materias primas que durante el pasado año consiguieron negociar con sus clientes. El grupo emplea a 400 personas en Ucrania y a 4.000 en Rusia, con un volumen de operaciones en la región de 1.300 millones de euros.

EL USO DEL HIDRÓGENO COMPLEMENTARIO A LA ELECTRIFICACIÓN

Por otro lado, Bosch ha apostado por el uso del hidrógeno como un complemento a las tecnologías de electrificación con el objetivo de dar más autonomía a aquellos vehículos que la necesiten.

Esta ha sido una de las conclusiones extraídas de la mesa redonda sobre la descarbonización que ha tenido lugar en el marco de la presentación de resultados de Bosch España, y en la que han participado el vicepresidente de Ventas y Calidad de Bosch Mobility Solutions para España y Portugal, Ricardo Olalla; el vicepresidente de Ventas Bosch Termotecnia para España, Portugal y África, José Ignacio Mestre, y la directora de Estrategia y Nuevo Negocio de Bosch España y Portugal, Emma Nogueira.

Posteriormente, se ha celebrado una segunda mesa sobre la Industria 4.0, en la que han participado el director de Factory Automation de Bosch Rexroth, Alberto Rodríguez y el vicepresidente director técnico de Bosch Fábrica Madrid, Carlos Conde.

En ellas, la compañía ha destacado que más de 5 millones de vehículos electrificados circulan con componentes de la compañía en Europa.

Además, en línea con las demandas del sector, el vicepresidente de Ventas y Calidad de Bosch Mobility Solutions para España y Portugal, Ricardo Olalla, ha señalado la importancia de mejorar los planes de ayudas con más continuidad.

En este sentido, ha subrayado el valor que tiene apostar por una mayor fiscalidad para la renovación del parque. “El impuesto a la compra frena la introducción de las nuevas tecnologías, asociadas al uso y ligadas a la sostenibilidad”, ha explicado.


- Te recomendamos -