Inicio Motor Trib.El padre de ‘Pipi’ sostiene que dos coches y un merendero los...

Trib.El padre de ‘Pipi’ sostiene que dos coches y un merendero los compró con “ahorros de 36 años de trabajo en la Fasa”

14
0

VALLADOLID, 25 (EUROPA PRESS)

“¡Todo lo he comprado con los ahorros de mi trabajo a lo largo de treinta y seis años en la Fasa Renault!”, es la frase que Sotero R.M, padre del líder de la ‘Banda del BMW’, ha repetido hasta la saciedad para justificar la procedencia lícita de los cerca de 60.000 euros que en poco más de un año y ocho meses desembolsó ‘a toca teja’ para la compra de dos turismos y una parcela-merendero.

El acusado, su esposa y el hijo de ambos, José Luis, alias ‘Pipi’, son los únicos que este miércoles han ocupado el banquillo de los acusados en la Audiencia de Valladolid para responder de un delito de blanqueo de capitales, después de que en la jornada anterior la totalidad de los integrantes de la conocida banda, incluido su cabecilla, se conformaran con penas de cárcel, muy a la baja, al reconocer su participación en numerosos robos con fuerza.

Sin embargo, el proceso ha seguido ahora tan solo contra ‘Pipi’ y sus padres al no reconocer ninguno de ellos su culpa en el delito de blanqueo de capitales que les imputa el fiscal, es decir, el uso del dinero obtenido por la banda en su actividad delictiva para la compra de un BMW X6, una furgoneta Opel Vivaro y un merendero en Tudela de Duero, operaciones en las que figura como adquiriente Sotero R, con la particularidad de que todos los pagos se efectuaron en metálico.

En su declaración, el progenitor de ‘Pipi’ ha mantenido que tanto la furgoneta comprada en 2013 como el BMW X6 adquirido el 9 de junio de 2014 y la parcela en la calle Extrarradio Diseminado de Tudela en 2015, con un montante global de casi 60.000 euros, fueron pagados de su bolsillo y a plazos con “ahorros obtenidos honradamente a lo largo de treinta y seis años de trabajo en la Fasa Renault”, sin que su hijo le hubiera dado un solo euro para que dichos bienes, como así mantiene el fiscal, figuraran a nombre del padre para disimular la procedencia “opaca” e “ilícita” del dinero.

Sotero, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha minimizado los problemas con la justicia que su hijo ha tenido a lo largo de su vida, al calificarlos “de poca monta”–lleva cinco años en prisión–, mientras que su esposa ha ratificado la versión de su pareja en cuanto a la compra con ésta, al cincuenta por ciento, del merendero de Tudela con dinero que fue guardando en la “hucha” tras su jubilación en la Fasa en 2001.

Además, Segunda ha negado que pagaran cerca de 14.000 euros por la furgoneta Opel Vivaro de segunda mano y ha cifrado el coste de la operación en no más de 4.500 euros.

CONTRADICCIÓN ENTRE PADRE E HIJO

Por su parte, el hijo de ambos, ‘Pipi’, primero en declarar, ha entrado en contradicción con el padre al explicar que la compra del BMW X6 en Madrid la efectuó con dinero propio pero que se vio obligado a poner el turismo a nombre de su padre, con quien se desplazó a la capital de España, al comprobar que no tenía el carné de identidad o se encontraba caducado.

Aunque dicho vehículo fue adquirido por 21.000 euros, con posterioridad el X6 fue sometido a una serie de arreglos en las instalaciones de Fuenteolid, en Valladolid, por importe de 26.000 euros que la empresa acredita que también fueron ‘a toca teja’, aunque el ‘Pipi’ sostiene que las reparaciones fueron costeadas por el seguro ya que el coche estaba a todo riesgo.

‘Pipi’, cuya vida laboral se reduce a un contrato de un año, cinco meses y veintinueve días, ha alegado que en 2014 vivía del dinero obtenido por tareas de “intermediario” en operaciones de compra-venta de coches y parcelas entre Valladolid y Madrid, si bien el informe patrimonial elaborado por una agente de la Policía Nacional utilizado por el fiscal del caso atestigua que “no hay una explicación lógica” que permita justificar la procedencia lícita del dinero utilizado en las tres adquisiciones.

El informe, con datos de Hacienda, la Seguridad Social y Tráfico, constata que ‘Pipi’, no tiene nada a su nombre, carece de trabajo e ingresos conocidos y tan solo tiene con su pareja dos cuentas bancarias, sin apenas saldo, y que la compra de los coches y la parcela no reflejan los correspondientes movimientos en las mismas ni tampoco en la de su progenitor, un jubilado al frente de seis hijos y con una pensión de no más de 1.200 euros al mes.

Dicho informe, impugnado por la defensa, ha sido utilizado por la acusación pública para mantener los cargos contra ‘Pipi’ y sus padres, con petición para el primero de tres años de cárcel y de dos para sus progenitores, con el pago de multas, en los tres casos, de 150.000 euros.

El defensor, por contra, han solicitado un fallo absolutorio por falta de pruebas tras advertir de que las tres polémicas operaciones fueron efectuadas con anterioridad al periodo 2016-2017 en el que la ‘Banda del BMW’ cometió una veintena de robos, con lo que difícilmente el dinero obtenido en dicha actividad ilícita pudo haberse destinado a la compra de los coches y la parcela.


- Te recomendamos -