Inicio Motor Seis de cada diez conductores se ven obligados a cambiar su movilidad...

Seis de cada diez conductores se ven obligados a cambiar su movilidad por el precio del carburante

21
0

Uno de cada cinco conductores se plantean dejar de tener vehículo propio por el encarecimiento del combustible

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El 59% de los conductores se ha visto obligado a cambiar sus hábitos de uso del vehículo, con una menor utilización del coche o moto, debido al incremento de los precios del carburante, según una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Los datos de la encuesta revelan también que un 30% de los conductores está valorando cambiar su coche o su moto por otro que implique un consumo más económico, con un motor 100% eléctrico, híbrido o, simplemente, de menor tamaño, algo que ya ha hecho otro 7% de los encuestados dado el incremento de los precios de la gasolina o diesel.

Además, un 3% ha decidido dejar de tener vehículo propio y un 19% de los conductores se lo está pensando. Por lo que los conductores están buscando otras alternativas, como el transporte público o caminar en sus trayectos habituales.

Desde OCU han recordado que en las grandes ciudades existen alternativas para movilizarse en coche sin ser propietario del mismo, como el ‘car sharing’, además del alquiler que pueden ser una alternativa más económica que la posesión de un vehículo propio.

También ha hecho hincapié en la posibilidad de ahorrar hasta un 20% en carburante priorizando las estaciones ‘low cost’ y las asociadas a súper e hipermercado, lo que podría suponer un ahorro de hasta 20 euros de gasóleo cada vez que se llena el depósito, y hasta 13 euros en gasolina en lugares como Madrid.

Sin embargo, la organización ha recalcado su apuesta por la movilidad sostenible, pero ha indicado que esta ha de ser “voluntaria” y no una decisión forzada por el aumento del precio del carburante, que afecta sobre todo a los consumidores más vulnerables.

Para remediar esta situación, OCU ha puesto en marcha una campaña en la que pide a los consumidores el apoyo para solicitar al Gobierno la suspensión temporal de todos los impuestos que gravan la energía, incluidos los carburantes, y de esa manera suavizar el impacto de la subida del precio en la economía de los hogares.


- Te recomendamos -